Un pedazo de mar

Me sumerjo…

De “Un Pedazo de Mar”:

“Me sumerjo en la luz de esta habitación

donde consumidas las velas yacen,
y el agua torna gris.

He visto como vuelve la noche,
como se acerca a mí la luna,
a mi ventana sucia cuando la abro,
a mi triste angustia solitaria,
a mi fugaz agonía de este suelo,
con quien comparto un reflejo.

Mi cama deshecha por la apatía
me llama a cada instante,
sábanas blancas y arrugadas
que no me dan consuelo alguno
y desgastan mi helada piel
al roce de sus espinas,
a la esencia ya aspirada.

Dejé la razón si la tuve,
en el fondo de esos vasos.

Cierro los ojos muy fuerte
y vuelve a mí como antes,
estúpida idea que se esfumará mañana
cuando abra de nuevo los ojos
y todo siga igual,
y la cama sin hacer,
y los vasos sigan vacíos,
y la ventana sucia,
y tú sigas sin estar ahí,
donde estabas antes, incluso de mí,
como guardián de mis sueños,
como ángel enviado a mis suspiros,
a mi mundo tan falto de alas,
tan falto de risas…”

 

Anuncios
Estándar